BOLETIN INFORMATIVO SANCIONES

 

 

 

 

 

 

 

SR. ALFREDO GUZMAN.

PILOTO AUTO NO. 8

P R E S E N T E .-

                        Por este conducto y en relación a la protesta presentada por Ustedes, en contra del piloto del vehículo No. 88, por eventos acaecidos durante la carrera de la categoría Trucks del Campeonato Desafío Corona 2005, efectuada en el autódromo de  la Cuidad de León, Guanajuato, el día 9 de octubre de 2005, me permito manifestarle lo siguiente:

                        1.- A raíz de la cuidadosa lectura de su protesta, así como de las aclaraciones en torno a ella efectuadas en escrito posterior de fecha 20 de los corrientes, procedí a verificar los reportes emitidos por los oficiales de pista en el evento, así como por la dirección de carrera, revisión de la cual nos encontramos con que los reportes del suceso que Usted imputa al piloto del auto No. 88, catalogan al mismo como un mero incidente de carrera, no como una actitud antideportiva por parte de él.

                        2.- Aún de la consulta específicamente efectuada al respecto, los oficiales de pista y la dirección de carrera confirmaron que desde su punto de vista la situación había sido un mero incidente de carrera, opinión que concuerda con la que desde primera instancia tuvo el suscrito, al observar el suceso.

                        3.- Por otra parte, de la revisión del video del evento, no encontramos dato alguno que apoye su protesta, en cuanto a los hechos que en ella se citan.

                        4.- Mas aún, de la revisión del mismo video, no se encuentra conducta alguna cometida por el referido piloto, que deba considerarse sancionable como actitud antideportiva.

                        De lo anterior resulta que se deba declarar improcedente la protesta, en cuanto a la conducta antideportiva que le imputa al piloto del auto No. 88.

                        Por otra parte, es oportuno hacerle a Usted las siguientes observaciones:

                        A.- Lo que si se observa de la revisión del video de la carrera, es que en la arrancada Usted, habiendo arrancado en 2° lugar y por el lado derecho de la pista, se cierra hacia la izquierda sacando del pavimento al vehículo No. 88; más aún, contra su afirmación, en ese momento no pierde Usted lugar alguno, si no que pierde el 2° lugar más adelante, entre la curva 2 y 3, sin que se aprecie contacto alguno entre su vehículo y el No. 88.

                        B.- Lo que también se aprecia del video, es un rebase de Usted sobre el vehículo No. 88,  a la entrada de la curva 3, en la cual golpea Usted con la parte delantera derecha de su camioneta, a la parte trasera izquierda del vehículo No. 88, deteniéndose con él, a resultas de lo cual le poncha la llanta, lo cual sucede sin que el auto No. 88 halla entrado “descompuesto”, como Usted indica.

                        Ambas circunstancias están consideradas dentro de lo previsto por el artículo 79 fracciones XXVII, XXX y XLIV del Código Deportivo.

                        Consideramos que esta acción fue agresiva e innecesaria, y que raya en el límite de lo que puede considerarse una conducta antideportiva.

                        C.- El auto No. 8 por Usted conducido, rebasa al auto No. 69, bajo bandera amarilla en la curva 4.

                        No quiero dejar de hacer notar a Usted lo siguiente.

                        I.- Conforme a lo previsto por el artículo 79 fracción XXXII del Código Deportivo de la Federación Mexicana de Automovilismo Deportivo, A.C., el hecho de que un auto venga lapeado, no significa que no pueda rebasar a otro, aún cuando éste venga en la vuelta del líder, si el auto lapeado es mas rápido.

                        II.- No es posible en éste momento sancionar a un competidor por una cuestión acaecida en un evento previo, en el que no se presentó protesta alguna respecto a ella, conforme al artículo 80 inciso II del mismo Código.

                        III.- Pese a que el referido piloto recibió varias protestas en ese evento, del minuciosos examen practicado al video de la carrera, así como de las consultas realizadas a los oficiales de pista y a la dirección de carrera, así como de la observación del suscrito, no se encuentra cuestión alguna que pueda sancionársele como conducta antideportiva al piloto del auto No. 88 en este evento.

                        A mayor abundamiento, de la observación del video no se aprecia golpe alguno del auto No. 88 al No. 22, en el evento.

                        Pese a ello, y en atención a las observaciones que nos hace, esta Comisión procederá a sostener una entrevista personal con el piloto del auto en cita, a efecto de apercibirle para que en sus participaciones futuras busque conducirse con un manejo más cuidadoso.

                        Para cualquier caso de duda, los invitamos a revisar en forma conjunta con el suscrito el video del evento.          

                        Por otra parte, en relación a las agresiones verbales de que fue objeto, por parte de miembros del equipo del auto No. 88, estas se sancionarán como corresponde conforme al artículo 79 fracciones III y relativas del Código Deportivo, sin que puedan considerarse estas como conductas antideportivas del piloto en sentido propio.

                        Finalmente, se le recuerda que conforme al artículo 86 fracciones I y II del Código Deportivo, la interposición de una protesta sin fundamento puede ser considerada como una conducta dolosa y antideportiva, y ello con mayor razón cuando que en la revisión de los hechos, la conducta que pudiera ser cuestionable, es la del protestante.

                        Por lo anterior, y con fundamento en lo dispuesto en el artículo 79 fracciones XVII, XXX, 147 fracción I y relativos del Código Deportivo de la Federación Mexicana de Automovilismo  Deportivo, A.C., se le apercibe de abstenerse de incurrir en este tipo de conductas, ya que de hacerlo se le sancionara como corresponda, quedando bajo observación durante los próximos 6 meses

 

México, Distrito Federal, a 26 de octubre de 2005.

 

Esta resolución puede ser recurrida en los términos del Código Deportivo, de recurrirse y modificarse, se publicará nuevamente.